jueves, 15 de julio de 2010

“No llores solo”.

Desde que nacemos necesitamos de otras personas para poder desarrollarnos y desenvolvernos en la vida en la que nos encontramos inmersos, crecer es algo natural y dependemos de la comunidad que nos rodea, los demás son los que nos enseñan y son parte importante de la persona en la que nos convertimos.

Tras la reflexión de este documento podemos ver que es muy importante la ayuda de los demás, unos nos curan, otros nos protegen, otros nos enseñan, otros nos defienden, otros nos dan cobijo, otros nos dan alimento y cariño, pero pocos valoran a ese ser humano indefenso que es el niño, los niños para convertirse en grandes personas deben sentirse valorados además de cuidados, se deben tener en cuenta sus necesidades emocionales y sus aportaciones, sus ideas y sus inquietudes, y no sólo sus necesidades biológicas como persona. Los niños, son niños, pero son inteligentes, tienen sentimientos y muchos reconocen cuando se les valora y cuándo no, por ello desde bien pequeños deben sentir nuestro respeto y valoración.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada