jueves, 15 de julio de 2010

“Los niños aprenden lo que viven.”

▪ Si un niño vive criticado, aprende a condenar.
▪ Si un niño vive con hostilidad, aprende a pelear.
▪ Si un niño vive avergonzado, aprende a sentirse culpable.
▪ Si un niño vive con tolerancia, aprende a ser tolerante.
▪ Si un niño vive con estímulo, aprende a confiar.
▪ Si un niño vive apreciado, aprende a apreciar.
▪ Si un niño vive con equidad, aprende a ser justo.
▪ Si un niño vive con seguridad, aprende a tener fe.
▪ Si un niño vive con aprobación, aprende a quererse.
▪ Si un niño vive con aceptación y amistad, aprende a hallar el amor en el mundo.

De la lectura de este documento podemos comprobar que las actuaciones de los adultos, de la sociedad en la que se desarrolla el niño, de cómo los demás lo traten y actúen respecto a él, son factores fundamentales para el desarrollo del niño.

Como sabemos, los niños aprende por imitación pero también de su aprendizaje depende las relaciones con los demás, por ello, en la edad infantil y posteriores años de la etapa de la segunda infancia y adolescencia, es muy importante el cómo tratamos a los niños, puesto que pueden como las tres primeras frases del documento podemos leer, volverse niños tímidos, inseguros y poco sociables, pero si bien los tratamos positivamente los niños serán niños seguros de sí mismos, serán felices y tendrán una mejor perspectiva y autodefinición de sí mismos.

Lo que hoy hacemos, repercute en ellos para su futuro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada