jueves, 15 de julio de 2010

“El pan.”

A partir de un centro de interés, los propios niños y niñas gracias a la motivación generada por el tema, a partir de sus inquietudes y comentarios promovió que las maestras se plantearan una opción diferente, una alternativa, para dar respuestas más directas y concisas a sus alumnos/as.

Gracias a la motivación de los alumnos, a partir de un tema cualquiera, en este caso la alimentación, los niños y niñas pudieron disfrutar de nuevas experiencias, descubrieron, experimentaron y dieron respuesta a todas esas inquietudes. Todo es gracia a que la maestra escuchó a sus alumnos y a partir de ese “núcleo generador” consiguió que todos sus alumnos aprendieran, lograron la participación de las familias y de personas externas a la escuela gracias a esa visita.

En definitiva, con este documento podemos ver cómo la educación no puede ser rígida, no podemos tener un currículo establecido que no se pueda moldear según las necesidades de los alumnos, porque como sabemos y podemos comprobar, los niños/as son capaces de a partir de la motivación y sus inquietudes, interesarse por un tema y aprender en todos los sentidos mucho más que con un tema que está establecido pero que no les interesa.

Las maestras y maestros han de estar atentos antes estas situaciones y aprovecharlas por el bien del desarrollo educativo de sus alumnos/as.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada