jueves, 15 de julio de 2010

“Descubre el área del cerebro donde se localiza la timidez desde la infancia.”

El documento habla sobre la timidez y su origen. La timidez depende de las diferentes reacciones del cerebro, en aquella parte del cerebro donde se rigen la capacidad de distinguir rostros influye sobre la emotividad y el comportamiento de agresividad. Los niños de temperamento desinhibidos son más abiertos con los extraños, mientras que los más inhibido son más retraídos en esta circunstancia.

Los expertos han estudiado que la timidez es debido a ciertas reacciones del cerebro que controlan la emotividad. Los niños muy tímidos por tanto pueden sufrir algún tipo de enfermedad, como fobias, debido a ello, pero un cierto grado de timidez leve no tiene por qué suponer ningún problema.

El entorno social y la educación influyen en el individuo, por lo que desde pequeños hay que estar pendiente de ellos para poder influir a tiempo y no tener que tratarlos con terapias en edades adultas.

Como sabemos, desde pequeños debemos influir en el niño siempre positivamente, intentando corregir conductas negativas, y modificar en todo lo posible aquellas conductas que veamos que pueden acercarse a un estado severo de timidez, en el que si detectamos cierto grado de timidez debemos actuar con actividades y favoreciendo las relaciones con los demás de forma gradual y positivamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario