viernes, 26 de marzo de 2010

Adaptación en la escuela infantil

La entrada a la escuela supone un importante cambio para el niño.
Esta nueva experiencia supone para el niño ampliar su mundo de relaciones. La dificultad de este cambio y la manera en que se resuelva tndrá una gran trascedencia en el proceso de socializacion, en la actitud hacia la escuela y en general hacia el aprendizaje.
Se puede crear con esta nueva situación un conflicto interno; Se crea ansiedad debido a la separación intrapsíquica, se encuentra desprotegido, se encuentra a solas con sus posibilidades y esto le crea sentimientos de inseguridad.
A esta situación se adapta tanto el niño, como la familia y la propia escuela, por lo que hay que crear lazos positivos entre ellos para favorecer la adaptación del niño.
Cuando los niños presentan problemas en la adaptacióna la escuela el educador debe estar muy cerca del niño, pendiente de sus progresos, retrocesos y necesidades, debe mantener con el niño y la familia una intervención permanente.
Los cambios de relación y conducta que se producen en la familia, estos cambios nos ayudan a conocer al niño, orientarnos sobre su carácter e incluso nos aportará algún dato para la detección temprana de dificultades.

¿Cómo sabemos que ha terminado el proceso de adaptación a la escuela?
Un niño está adaptado cuando es capaz de intercambiar experiencias, cuando habla en los diferentes ambientes, ofrece y acepta una comunicación afectiva, expresa afecto y/o rechazo ante su educador, es decir, cuando se siente lo suficientemente seguro como para mostrar su mundo emocional, y además su malestra inicial ya no es tan intenso como al principio.
Otro dato que nos indica que ha finalizado el periodo es cuando vemos que e niño consigue independencia respecto al educador, incorpora objetos personales a la clase y utiliza más fácil y confiad el espacio que le rode y logra integrarse en él.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada