martes, 6 de abril de 2010

Juegos en la Edad Infantil

El crucero
Una cuerda en forma de círculo simula un barco. Cuando suena la Música pueden estar fuera del barco, pero al parar, sale el barco de viaje y todos tienen que entrar dentro. Se ahoga (queda eliminado) el que no puede entrar en la cuerda, que se irá estrechando cada vez más para que entren menos niños, hasta que haya un ganador. Importante: vale ayudarse para que entren los más posibles, pero si alguno empuja a otro para que no entre o entrar él, queda eliminado.

El dragón

Se pueden hacer uno o dos grupos, de más de 8 personas. Se ponen en fila cogidos de la cintura, de forma que el primero de la fila intentará coger al de la cola, mientras los demás (el cuerpo del dragón) deberán impedirlo. Es un juego cooperativo, no compite un grupo contra otro, aunque se puede hacer la variante de que el primero de un grupo intenta coger la cola del grupo contrario, mientras evitan todos que el contrario coja su cola. El grupo que se separe pierde, y gana el que coja al contrario o no se separe.
Contra el ladrón
Se dividen los niños en dos grupos que se colocan cada uno a un lado del campo. Dos niños de cada grupo se ponen en el centro de espaldas, con una pelota y mirando a su grupo. A una señal, los niños de cada equipo pasarán al contrario y deberán correr hasta la línea de meta, evitando que el del centro les dé con la pelota. Si da a alguno, se elimina. El juego se repite hasta que uno de los dos centrales logre eliminar a todos los del grupo contrario.
El reloj pelotero
Se hacen dos equipos, que se colocan sentados en círculo mirando hacia fuera. Un jugador de cada equipo está de pie para pasar muy rápido la pelota a los que están sentados y éstos se la devuelven. Cuando el niño que está fuera llega al primero, se cambian, y ahora es el primero el que la va pasando, luego el segundo, y así sucesivamente hasta que todos los del círculo hayan pasado la pelota de pie. Ganará el grupo que antes finalice.

Casa revuelta


Se hacen grupos de tres niños (2 paredes y un inquilino). Un niño la queda y da las consignas: Si dice “pared”, se cambian las paredes de todas las casas; Si dice “inquilino” se cambian todos los inquilinos; y si dice “casa revuelta” se cambian todos los niños. El que dirige intentará ocupar el lugar de los que se mueven y siempre quedará uno fuera que será el que dirige.
Oreja con oreja y cambio de pareja
Todos los niños están por parejas caminando. Uno dirige dando las consignas, por ejemplo: oreja con oreja, pie con pie, etc., de forma que la pareja tendrá que caminar según la consigna. En un momento dado puede decir “cambio de pareja” para que busquen otro compañero, pero puede engañarles diciendo “cambio de pie”, “cambio de mano”, etc.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada